Potenciar la inteligencia con la lectura





Un gran porcentaje de menores en Chile presenta dificultades de desconcentración, déficit atencional, entre otras. Mediante a esto los padres buscan la solución más directa que siempre conlleva a la visita de un profesional. Sin embargo ¿qué otros factores pueden potenciar y/o estimular la memoria, comprensión y concentración de tu hijo?


Expertos indican que los chilenos estamos leyendo más, así los establecimientos educacionales se ajustan a la norma educativa los cuales han incorporado mucha más lectura en sus programas educativos.


Sin duda promover la lectura de nuestros hijo es potenciar su inteligencia, pero ¿lo hacemos?. Existen muchas maneras de fomentar esta práctica en nuestros hijos, una de éstas es a través de la entretención. En primer lugar, a los niños les gusta aprender de manera dinámica y el fomentarles el hábito de leer no necesariamente debe tornarse aburrido para ellos.


Es muy común que los niños imiten lo que hacen sus padres, por ejemplo si los adultos en casa acostumbran leer, es muy probable que sus hijos también lo hagan. Además del aprendizaje en el colegio, el principal mediador entre los niños y los libros, es la familia y el entorno que los rodea en casa.


A continuación tres consejos para llevar a cabo una experiencia positiva a la hora de leer:


  • Escribe tú un libro, poema o cuento para él, donde ustedes son los protagonistas. Esto es algo que los hijos disfrutan muchísimo y fortalece lazos.
  • Llévalo a la librería y que él elija su lectura, aunque sea de recetas, ¡si le gusta, cómpraselo!
  • Un juego entretenido para ellos es salir a pasear y leer cada letrero que se encuentran a su paso. Fomenta esto como un juego especial y seguro que le encantará.
  • El juego de los sinónimos y antónimos, también es algo que incentiva la lectura, ya que el solo hecho de no conocer el significado de una palabra, los llevará a correr de manera instantánea hacia el diccionario. En este caso el diccionario siempre debe estar presente en casa.

  • Es necesario apreciar que el mundo de los niños es muy distinto al nuestro, todo lo que para un adulto puede ser serio, para ellos es un mundo lleno de color y oportunidades de aprendizaje. Si los métodos de enseñanza son aplicados bajo un contexto entretenido, ellos siempre estarán dispuestos a tomar nuevos desafíos.