Gana la confianza de tu hijo con la verdad





El largo camino que conlleva el ser padres involucra directamente el factor “confianza”. Muchas veces en el recorrido de la crianza nos vemos obligados como padres a educarlos bajo una disciplina más recta e incluso cuando son más chicos, reiterada. Al paso de su crecimiento esto lleva a un desapego espontáneo de los hijos.


¿Cómo hacer para mantener una buena relación con los hijos, no perder su confianza y cercanía? La etapa de crianza es compleja y se dificulta al paso de los años con todo lo que esto implica para esto son importantes varios factores dentro de éstos “la confianza”.


Un buen consejo es ganarse la confianza de los hijos por medio de la veracidad. Es importante darnos cuenta de que muchas veces como método de enseñanza y condición les mentimos sin querer. Por ejemplo: “Si te portas bien te llevo al parque”, al final si esto no se cumple, el niño de manera inconsciente guarda esta mentira y la aloja como desconfianza y/o resentimiento.


Así como ellos se esfuerzan en cumplir nuestras expectativas, la labor de los padres debe ser la misma, jamás subestimar la inteligencia de un niño y su capacidad de percibir y entender la realidad.


Los niños son 100% verdaderos y auténticos, esto mismo hace que una mentira nuestra les duela aún más y se la guarden. El no mentirles implica el ganarse la confianza y generar un lazo fraternal más elevado y de familia. Recuerda siempre que no hay hecho más especial como aquel que se lleva a cabo con la verdad.